lunes, 14 de noviembre de 2011

Sabe usted que la muerte no nos sorprenderá de improviso.Sí....?

¿Sabe usted que la muerte nunca nos sorprenderá de improviso.Sí....,?

Según la recomendación del apóstol Pablo,lo hacemos todo para la gloria de Dios (1 Corintios 10:31), no importa qué es lo que estamos haciendo cuando nos sorprenda la muerte. Por tanto la pregunta que deberíamos hacernos con frecuencia es: 

¿Es para la gloria de Dios lo que estoy haciendo?Edifica a mi prójimo mi conducta? Me agradaría que la muerte, o la Venida del Señor me sorprendiera en el lugar donde estoy y en la tarea que, en este momento, me ocupa? Si tenemos el hábito de procurar la comunión con el Señor,de andar en su presencia,de extender el Evangelio,de hacer el bien a todos,de no poner tropiezo al hermano, la muerte nunca nos sorprenderá de improviso.

Como consecuencia de lo mencionado anteriormente, la muerte del creyente puede ser un medio de glorificar a Dios.Notemos cómo habla Juan de la muerte de Pedro, tras la descripción velada que Jesús había hecho a Simón acerca del futuro martirio de éste: ** Esto dijo, dando a entender con qué muerte había de GLORIFICAR A DIOS**( Juan 21:19).

Con mucha atención, hemos de entender que Dios no nos ha concedido este privilegio para amargarnos la vida, sino para prepararnos mejor con miras a la otra vida, y para ofrendar con toda consciencia la vida presente.

Ministerio Sana Doctrina.
ministeriosanadoctrina.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario