viernes, 27 de abril de 2012

Ministerio Sana DOCTRINA-Qué nos depara el futuro?

El interés del hombre en el futuro es legendario, y muchos profetas-verdaderos y falsos- han tratado de satisfacer dicho interés.Profetizar es un negocio arriesgado, aunque sólo sea por la simple razón de que no se puede mantener un negocio cuando se han sufrido demasiados fracasos. El Antiguo Testamento, preceptuaba que el profeta del que hubiese evidencia de que no hablaba en nombre del Señor, o cuya profecía no se cumpliera, fuese apedreado sin compasión ( Dt. 13:1-11; 18:20-22). En el caso de profetas que hiciesen algunas veces predicciones acertadas( lo cual ocurre, en algunos casos, incluso hoy), su mensaje tenía que ser contrastado con los verdaderos mandamientos que el Señor  había dado previamente a Su Pueblo. Si no se ajustaban a dichos mandamientos tales profetas tenían que ser apedreados también. La Biblia, por supuesto, no sólo contiene muchas profecías, sino que a través de esas mismas profecías nos da seguridad de su exactitud. Ha transcurrido suficiente tiempo como para observar  que muchas de sus predicciones se han cumplido con toda exactitud, dándonos así la seguridad de que las que están todavía sin cumplir, sucederán tan exactamente como quedan registradas.
Fuente de esta Nota: A Survey of Bible Doctrine, el doctor Charles C. Ryrie.

1 comentario:

  1. Aún cuando las " señales de los últimos tiempos" ( Mateo 16:3)nos indican que se aproximan lo últimos acontecimientos, no es posible arriesgarse a dar fechas concretas ya que no nos toca" conocer los tiempos o las sazones que el Padre puso en una sola potestad" (Hechos 1:7). Es cierto que las profecías sobre Israel y sobre la confederación final se van cumpliendo paso a paso, pero ignoramos el intervalo de tiempo que nos separa de las que todavía quedan por cumplir.

    ResponderEliminar