jueves, 18 de febrero de 2016

¿EXISTE. DESPUÉS DE LA MUERTE, UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD? ( PARTE IV ).


La llamada " segunda oportunidad ", ha encontrado desafortunadamente bastante abogados en varios círculos protestantes, y aun entre algunos evangélicos - hay que admitirlo sinceramente -.

  El principio fundamental sobre el que descansa esta teoría- la segunda oportunidad- es que ningún hombre perecerá sin que se le haya ofrecido una oportunidad favorable para conocer y aceptar a Jesús. El hombre queda condenado sólo cuando rehúsa aceptar la salvación que se le ofrece en Cristo Jesús.

Esta segunda oportunidad se extendería, según dicha enseñanza; a los niños que murieron antes del uso de razón y a los adultos a quienes no fue presentado el mensaje del Evangelio; o incluso si les fue presentado, pero de una forma no convincente.

Antes de avanzar, debemos decir que, en opinión de gran número de evangélicos- con quienes nos identificamos- el principio fundamental de dicha oportunidad se da siempre en esta vida, y no tras la muerte.

Los textos en que se pretende ver la posibilidad de una segunda oportunidad, después de la muerte, son Mateo 12:31-32; 1 Corintios 15:24-28; Efesios 4:8-9; Filipenses 2:9-11; Col., 1:19-20. Pero ninguno de estos pasajes tiene nada que ver con una " segunda oportunidad ".

Sin embargo, la Escritura refutando directamente la opinión de una segunda oportunidad después de la muerte, nos presenta siempre el estado de los incrédulos después de la muerte como algo fijado para siempre. Ver por ejemplo Lucas 16:19-31; Juan 8:24. También Judas 13, lugar paralelo de 2 Pedro 2:9.

Adicionalmente, la Palabra de Dios presenta el Juicio Final como determinado por las obras hechas en esta vida ( ver Mateo 7:22-23; 10:32-33; 25:35-46; Lucas 12:47-48; 2 Corintios 5:9-10. También Hebreos 9:27; Apocalipsis 20:12).

No hay comentarios:

Publicar un comentario