miércoles, 30 de marzo de 2016

ORIGEN, CONSECUENCIAS DE LA MUERTE Y LA SOLUCIÓN A SU PROBLEMA.

Es necesario saber que la muerte penetró en este mundo, desde el fondo del Averno, como efecto y de la mano del pecado ( ver Génesis 2:16-17; 3:19; 5:12,14,17,21; 1 Corintios 15.21-22; Santiago 1:15). El pecado abrió la compuerta de la disolución, que el árbol de la vida habría mantenido cerrada. No se requirió cambio alguno en la constitución física del hombre; sólo fue dejado a merced de su constitución orgánica: " pues polvo eres, y al polvo volverás " ( Génesis 3:19).

Más aún, la muerte del ser humano  ha tenido efectos cósmicos ( ver Romanos 8:20-22. eco de Génesis 3:19). Así que el pecado del hombre produjo una alteración sustancial en las condiciones de vida del mundo. Fue el pecado, no unos gases cualquiera, lo que produjo la peor contaminación atmosférica "

Por eso, el proceso de la redención efectuado por Cristo ha hecho reversibles el proceso y efectos de la muerte ( no solo muriendo, sino también resucitando ), para que el hombre pudiese ser salvo- la solución para el problema de la muerte-. Dos observaciones nos ayudarán a comprender dicha aseveración: 1) mientras la vida eterna en un don de Dios ( don útil para la comunidad, no mero " regalo" que se disfruta en privado); 2) la muerte es el salario con que el diablo paga por pecar, por obrar ( ¡ por trabajar ! ) el mal, por eso, el apóstol Pablo  llama a la muerte " la paga - o salario- del pecado ( Romanos 6:23 ). Y el mundo está tan ciego ( ver 2 Corintios 4:4). que prefiere  trabajar para morir antes que recibir el regalo para vivir. 

Pero algunos dirán, ¿ por qué mueren, entonces, los creyentes?. Dijimos antes, que la muerte es el salario del pecado, pues,parecería a primera vista que, perdonados todos los pecados mediante la fe en el que mató a la muerte muriendo, el creyente habría de estar libre de la pena una vez expiada la culpa. Pero hemos de notar, que la muerte no es para el creyente un castigo, sino una penalidad que tiene muy elevados objetivos.

" Nuestro Salvador Jesucristo " abolió la muerte y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por medio del Evangelio" ( 2 Timoteo 1:10).

No hay comentarios:

Publicar un comentario