domingo, 6 de diciembre de 2015

A propósito del culto a María y sus festividades.

Sin ahondar en los detalles del comienzo a este culto y dejando aparte las sutilezas teológicas, descendamos a la práctica de la vida cotidiana, ya que cualquiera  puede darse cuenta de que la mayoría de los católicos y por que no decirlo, del interés despertado en el lado protestante y evangélico acerca de la " veneración " y " adoración " a María, la cual es más importante que la devoción al Salvador y Señor Jesús.

Con la Biblia en la mano , nos vemos obligados por comisión a decir que la Palabra de Dios, no distingue entre el culto de " adoración " o de  " superior veneración ", sino que prohíbe adorar y arrodillarse ante nada ni nadie que no sea el mismo Dios ( ver Éxodo 20:3-5; Mateo 4:10; Juan 9:38; HECHOS 10:25-26; 14:11-15; Ap., 22:8-9); incluso prohíbe a adorar la imagen misma del verdadero Dios, como puede comprobarse por el relato de Éxodo 32:4-8, donde Israel dice del becerro de oro : " éstos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto " ( v. 4). Y Aarón remacha : " Mañana será fiesta para Jehová " ( v.5 )

Aunque la Iglesia de Roma insiste que la veneración y adoración en nada deroga a la única Mediación del Señor Jesús, esta aseveración es " plenamente oscura " por las continuas exhortaciones a refugiarse en las entrañas de María para escapar de la ira del Señor. Es de notar que los elementos mezclados " humanístico y sentimentalismo extravagante " laten en los corazones de la mayor parte de los católicos devotos a María, !" MADRE CELESTIAL¡" respetada y venerada junto con la " MADRE IGLESIA ". La vía afectiva viene así a ser la base aceptable para inculcar el crecimiento de tal culto ( veneración y adoración )

viernes, 4 de diciembre de 2015

¿ QUIÉN CAUSA TANTA ALEGRÍA ? !!!! JESUCRISTO Y SU TUMBA VACÍA ¡¡¡¡¡


Las " apariciones " de Jesús, la " piedra removida ",y su " tumba vacía " no solamente son pruebas del hecho histórico de que el Señor Jesús ha resucitado, sino también del valor  y carácter que estas tienen  en el aspecto defensivo de nuestra fe cristiana, al mismo tiempo establecido por la Palabra de Dios como un hecho estrictamente de salvación ( 1 Corintios 15:14-15 y Romanos 4: 24,25 respectivamente )

Sin entrar en los detalles últimos ( defensivo y de salvación ) que acabamos de exponer, nos vamos a enfocar en " uno " de los aspectos históricos y predominantemente probatorio de su resurrección: ¡¡¡¡Su tumba vacía, causa de tanta alegría !!!! Este es un hecho tan decisivo, que constituye " la más respetable vulneración de ese terreno". "No porque allí duerma un ser querido, sino porque ya no duerme, ya no está allí ". Es cierto que la tumba vacía no es una prueba positiva ( " Se han llevado a mi Señor..."- dice la Magdalena, Juan 20:13), pero su fuerza negativa es tan tremenda , que resulta la más contundente de las pruebas. En efecto, si el Señor Jesús no hubiese resucitado realmente, sino que su cuerpo hubiese sido sustraído y escondido , los enemigos  de Jesús no se habrían dado un momento de descanso hasta encontrar el cadáver  y pasearlo  por las calles  de Jerusalén como prueba contundente contra un grupo de falsos o de alucinados . ! No pudieron encontrarlo ¡ El hecho de que esos enemigos  hablen como vemos  en Hechos 4:13-22; 5:33-40, en vez de convencerlos sencillamente de la falsedad de la resurrección, constituye la mayor prueba de que no podían oponer un hecho, limitándose a prohibir lo que no podían negar 

jueves, 3 de diciembre de 2015

Grande es el misterio de la piedad : ! Dios, hecho un embrión ¡


En Juan 1:14: El Hijo de Dios asumió nuestra naturaleza desde su punto más débil, excepto el pecado. ! Pensar que el Infinito, al que el Universo entero no puede contener, estuviese todo entero     ( Col., 2:9) en un embrión¡ ! Una célula tan pequeñísima que sólo el microscopio puede detectarla, y en ella el Verbo de Dios, Dios como el Padre ¡

Una cosa es cierta: Con la Encarnación del Verbo había llegado " la plenitud de los tiempos " ( ver Marcos 1:15; Gal., 4:4), y la Primera Venida de Jesucristo marcaría el clímax de las edades. Como Él mismo dijo: Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mi mismo. " Y decía esto dando a entender de que muerte iba a morir " ( Juan 12:32).

Pero al hacerse como uno de nosotros; el compromiso de Dios, quien por la creación del hombre ya había entrado en la historia de la humanidad. El Infinito se encierra, de algún modo, en los límites del espacio, del tiempo, de la raza, del sexo. Incluso se convierte en blanco vulnerable de la maldad humana; el pecado, el único mal absoluto que se opone al carácter santo de Dios , no pudiendo herir a Dios en su naturaleza divina ( ver 1 Timoteo 6:16: " el único que posee, por esencia, la inmortalidad),
lo mataría en su naturaleza humana. En ese " talón " de la naturaleza donde le va  herir la serpiente
( Génesis 3:15)

! Misterio sobre misterio ¡ " ! Gracia sobre gracia ¡ " ( Juan 1:16). ! Nunca podremos ser lo suficientemente agradecidos a nuestro Padre de los cielos por su don inefable ¡ ( 2 Corintios 9:15)


miércoles, 2 de diciembre de 2015

¿ CÓMO RESUCITARÁN LOS MUERTOS ? ¿ CON QUÉ CUERPOS VENDRÁN ?

En efecto, quien ha nacido de nuevo y de arriba ( Juan 3.3-5), ha sido unido a Cristo              ( Romanos 6:3 ss) y, ya desde ahora, ocupa una posición legal propia del que ha sido co-resucitado con Cristo ( Efesios 2.6), para llegar después a participar de la misma condición real con Él ( Romanos 8:11).

El Apóstol Pablo nos ofrece en los versos 42b-44 en el capítulo 15 de 1era. a los Corintios, cuatro excelentes cualidades de los cuerpo glorificados, los cuales suele designarles con los nombres: a) incorrupción, b) gloria, c) poder y d) perfección espiritual. Veamos cómo las expone el Apóstol.

a) " Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción " ( v. 42b). El cuerpo mortal está sujeto a toda clase de deterioro: dolor, cansancio, enfermedad y, en fin, la muerte, por la que el cadáver es realmente un montón de escombros humanos. En cambio, el cuerpo resucitado estará exento de toda decadencia y de toda molestia ( ver Lucas 20:36; Ap., 21:4).

b) " Se siembra en deshonor, resucitará en gloria " ( verso 43a). El cuerpo muerto especialmente cuando ha comenzado ya la descomposición, queda despojado de cualquier atractivo físico que haya podido poseer en vida. Por contraste, el cuerpo resucitado brillará con el resplandor glorioso de la Transfiguración ( ver Daniel 12:3; Mateo 13:43; -compárese con Mateo 17.2; Hechos 9:3-; Filp., 3:21; Col., 3:3; 1 Juan 3:2).

c)  " Se siembra en debilidad, resucitará en poder ". Nada tan inerte e impotente como un cadáver, no teniendo vida, no posee capacidad de movimiento. En cambio, cuando haya resucitado, estará rebosante de energía, obediente a la voluntad del alma y capaz de trasladarse de un lugar a otro a la velocidad del pensamiento. Tenemos un anticipo de esto en la forma en que Cristo resucitado aparecía y desaparecía de la vista de sus discípulos ( Lucas 24:31; Juan 20:19,26). Aunque esto podría explicarse simplemente por hacerse invisible, como indica la traducción literal del griego en Lucas 24:31, esta especie de entrada en, y salida de, otra dimensión, nos hace vislumbrar- no obstante- que el cuerpo resucitado no estará sometido a las limitaciones que el espacio y el tiempo le imponen ahora.

d) " Se siembra cuerpo natural, resucitará cuerpo espiritual " ( verso 44a). Esto no quiere decir que el cuerpo resucitado tenga la naturaleza inmaterial propia de los espíritua desencarnados, sino que, así como el cuerpo actual no se diferencia de las bestias, y está sujeto a los instintos anímicos, el cuerpo resucitado estará totalmente dominado por el espíritu.

Toda la exposición es algo larga, pero muy iluminadora y, sobre todo, muy consoladora para nosotros, los que hemos creído en nuestro Admirable Salvador y Señor Jesucristo. No será así, " la suerte " de los inconversos. Estos resucitarán " para resurrección  de condenación " ( ver Daniel 12:2; Juan 5.29; Hechos 24:15; Ap., 20:13-15). Por tanto, carecerán de las cualidades gloriosas que se mencionan en 1 Corintios 15:35 ss. Su (s) cuerpo (s) será ( n) feo( s ) y repugnante ( s), pues reflejará lo que ha de ser la persona del inconverso en rebeldía eterna contra Dios.