miércoles, 27 de enero de 2016

LA IGLESIA MOTIVADA POR MERCADOTÉCNIA: LA NEGACIÓN DEL SEÑORÍO DE CRISTO.

Por más de dos décadas, el movimiento evangélico ha sido machacado por un inexorable bombardeo de ideas, filosofías y programas extravagantes. En todo la historia de la iglesia, esta nunca se encontró con tanta innovación con tan poco pensamiento crítico.

El hecho de dar una respuesta bíblica bien pensada se hace cada vez más y más difícil. Meramente, clasificando todas las tendencias evangélicas y reconociendo cuáles de estas " novedades " representan riesgos peligrosos para la armonía y la salud de la iglesia, es suficientemente desafiante. En efecto, responderle a la enorme variedad de errores acompañante, plantea un dilema aún mayor. A veces parece que los nuevos errores se multiplican aún más rápido de que los anteriores puedan ser respondidos.

El discernimiento bíblico, sabiduría, fortaleza, determinación, resistencia, habilidad para manejar la Escritura, convicciones fuertes, la capacidad de hablar sinceramente sin palabrería y una actitud voluntariosa para regresar al conflicto.

Seamos honestos: Esas no son cualidades que el movimiento evangélico contemporáneo haya cultivado. De hecho, es exactamente lo contrario. Consideramos los valores y motivos que impulsan a los evangélicos posmodernos a realizar las cosas que hacen. El gran movimiento evangélico de hoy está obsesionado con encuestas de opinión, la marca de identidad denominacional, búsqueda de mercado, esquemas de comercialización, estrategias de innovación y crecimiento númerico. Los evangélicos están preocupados también con temas como son su imagen ante el público general y ante el mundo académico, su influencia en el campo de batalla político, su representación en los medios, y temas similares con motivos centrados en sí mismos y poco profundos.

Mantener una imagen positiva se ha convertido en una prioridad antes que guardar la verdad. A pesar de muchas instrucciones bíblicas claras que nos advierten que no seamos infantiles, evangélicos y sus líderes han perseguido tenaz mente este sistema (  aparte de Efesios 4:14, vea también 1 Corintios 14:20; 2 Timoteo 4:3-4; Hebreos 5:12-14).

¿ CÓMO SE SALVAN LOS NIÑOS?

Antes de dar una respuesta conforme con los datos que la Palabra de Dios nos suministra, no estará de más resumir lo que los escritores antiguos de la Iglesia pensaron acerca de esto. No hubo problemas en los dos primeros siglos. A principios del siglo III, Tertuliano se pronunciaba todavía en contra del bautismo de los niños, a pesar de que, para él, el bautismo de agua, por una equivocada interpretación de Juan 3:5, era absolutamente necesario para la salvación por nuevo nacimiento. No cabe duda de que un concepto demasiado físico del pecado original, maniqueo, influyó en la desviación, iniciada en el siglo IV, de que los niño debían ser bautizados, para que, en frase de Agustín, se les" limpiase por la regeneración ( bautismal ) lo que contrajeron por la generación".

Nuestra opinión ( que es la de la inmensa mayoría de los evangélicos), bien fundada en la Palabra de Dios, es que los niños que mueren antes de alcanzar el uso normal de su razón, se salvan; A) ni por su condición natural; B) ni por el bautismo de agua que no habría de conferirles la regeneración espiritual; C) ni por un acto personal, ya que, por carecer del necesario discernimiento moral, son incapaces de convicción de pecado, de un acto de fe que salva, de arrepentimiento y de conducta posterior responsable, todo lo cual se exige a los adultos ( Mateo 25: 45-46; 28:19-20; Marcos 16:15-16; Lucas 24:47; Juan 3:15-21; 8:24; 20:31; Hechos 2:38; 16:31; Roamanos 2: 5-6; etc.,); D) sino porque las Sagradas Escrituras presentan la provisión del remedio que Dios ofrece para el pecado como coextensiva con la ruina ocasionada por la caída. Es decir , la supuesta universalidad de la voluntad de Dios en cuanto a la oferta de los medios de salvación ( Juan 1:9; 3:14-16; 1 Timoteo 2:4-5; 2 Pedro 3:9; Ap., 22:17) " y que cuando abundó el pecado, sobreabundó la gracia " ( Romanos 5:20), los niños, que sin culpa personal quedaron perdidos en el Primer Adán, han de salvarse también, sin conversión personal en el Postrer Adán ( 1 CORINTIOS 15: 22,49), mediante la aplicación inconsciente de la redención obtenida en el Calvario( 2 Corintios 5:14,19); mientras que los adultos que se han apartado de Dios mediante actos conscientes personales, han de de ser salvos mediante un acto personal de fe ( Juan 3:17-18; Efesios 2:8, así como los caps., 3 y 4 de Romanos y el 3 de Gálatas, etc.), que toma su vitalidad del amor ( Gálatas 5:6; Stg., 2:14,17,26). Sólo un adulto es capaz de responder al llamado general de arrepentirse ( Hechos 17:30) y reconciliarse con Dios ( 2 Corintios 5:20).

sábado, 23 de enero de 2016

¿ CUÁNDO Y CÓMO SE INAUGURÓ OFICIALMENTE LA IGLESIA DE CRISTO?

SERIE HISTÓRICA: ¿ CUÁNDO FUNDÓ CRISTO SU IGLESIA? ( Parte III)


El nacimiento oficial de la Iglesia tuvo lugar el día de Pentecostés. " Pentecostés " significa " quincuagésimo ", porque la fiesta judía de tal nombre daba fin a las siete semanas en que culminaba la recogida de la cosecha de cereales, que había empezado en la Pascua, como ofrecimiento de las " primicias " ( comp., Santiago 1:18). Así también, si el misterio de Pascua de Resurreción significaba que  la segura quedaba puesta a la raíz de la cosecha , el Día de Pentecostés manifestaba, con el Descenso del Espíritu Santo , la fabricación del gran Pan de la Iglesia ( comp., Levítico 23:17-20 con 1 Corintios 10:16-17. Comp., también 1 Corintios 5:7), es decir, la culminación del proceso de gestación de la Iglesia, mediante la poderosa acción del Espíritu, rubricando así, la partida de nacimiento de la comunidad cristiana.

La venida del Espíritu Santo, en Pentecostés había sido profetizada por Cristo ( Marcos 1:8; Juan 7:39; 14:16-17; 16:7-13; Hechos 1:4, 8). Más aún, Jesús había asegurado que convenía que Él marchase para que el Espíritu descendiese ( Juan 16:7). El Espíritu había descendido ya sobre los santos del A. Testamento individualmente, así como con carismas  especiales sobre algunos individuos ( profetas, sacerdotes, jueces), pero en Pentecostés descendió sobre la Iglesia distributivamente ( a todos y cada uno de los creyentes ) y corporativamente ( a la comunidad cristiana, como Cuerpo de Cristo), produciendo la integración de los creyentes como comunidad viva de cristianos, con poder de testimonio y de mutua edificación ( Hechos 1.5; 11;15-16; 1 Corintios 12:13; Gálatas 3:26-28).

Los frutos no se hicieron esperar: aquellos tímidos e iletrados galileos se tornan valientes y sabios testigos y, a través de ellos, el Espíritu lleva a cabo en un solo día, con la añadidura de 3.000 personas a la Iglesia, lo que Jesús no había podido realizar durante más de tres años ( comp., Juan 14:12).

¿ Por qué hubo de comenzar la Iglesia en Pentecostés? La respuesta es sencilla: Porque la Iglesia vive de la obra acabada de Cristo; sólo después de presentar al Padre el trofeo de la victoria pudo Cristo repartir la presa enviando al Dador de los dones para activar o energizar Su Iglesia ( comp., Efesios 4:7-11)

miércoles, 20 de enero de 2016

PROMESA DE LA FUNDACIÓN DE LA IGLESIA DE CRISTO. ( PARTE II )

SERIE HISTÓRICA: ¿ CUÁNDO FUNDÓ CRISTO SU IGLESIA?

Cuando Pedro, en representación de los Doce, confesó la deidad de Cristo, el Señor, anunció en futuro que edificaría Su Iglesia ( Mateo 16:18), por lo que Sus palabras tenían un sentido profético que sólo después de la Pascua había de convertirse en plena realidad. El argumento inmediato de la promesa ( versos 21-23) daba a entender muy bien que el nacimiento de la Iglesia seguiría al misterio del Cristo muerto y resucitado. Comentando el verso 18, " la primera piedra para el edificio que Jesús quería construir, estaba allí"

Después de su resurrección, Cristo, que había previsto Su Iglesia como " misterio " (escondido y pequeño grano de mostaza ), la envío - " misión " encargándole la grande y divina comisión de predicar el Evangelio ( las " buenas noticias " de salvación ) a todas las naciones, haciendo " discípulas " a todas las gentes, bautizándolas y enseñándoles cuanto Cristo había ordenado ( Mateo 28:18-20; Marcos 16:14-16; Lucas 24: 36-49; Juan 20: 21-23; Hechos 1:8). Además del Bautismo, como ceremonial simbólico de la sepultura y resurrección espiritual con Cristo mediante la fe, Jesús instituyó con el mismo carácter de perennidad ( " hasta que Él venga ", 1 Corintios 11:26), Su Cena, la cual constituye una proclamación del mensaje de la muerte del Señor, juntamente al anuncio profético de Su Segunda Venida.

lunes, 18 de enero de 2016

¿ CUÁNDO FUNDÓ CRISTO SU IGLESIA?

SERIE HISTÓRICA: INTRODUCCIÓN.

No cabe duda de que, a la sobre estimación de la institución eclesial por parte de la Iglesia de Roma, sucedió la sobre estimación Protestante de la iglesia visible y por consiguiente el énfasis Denomina-cional; por ello, no dudamos en mencionar que a partir de estas " sobre estimaciones " y " énfasis " particulares se ha venido desarrollando entre nosotros una iglesia burocrática y proselitista, en oposi-ción a las verdaderas nociones de Iglesia del Nuevo Testamento, que eran más profundas y más realistas.

Por ello estaremos dividiendo esta serie histórica en tres partes:

- La pre Iglesia y quienes la constituyen ( Parte I).
- Promesa de la fundación de la Iglesia de Cristo ( Parte II ).
- ¿ Cuándo y cómo se inauguró oficialmente la Iglesia de Cristo ( Parte III ).

- LA PRE IGLESIA Y QUIENES LA CONSTITUYEN ( PARTE I ).

En un sentido amplio- la pre Iglesia histórica- es decir la primera fase de la Iglesia, por decirlo así, comenzó con el primer hombre, quien seguramente, ante la revelación del misterio de la futura Redención por la Simiente de la Mujer ( Génesis 3:15), recibió por fe al Que había de venir. No se puede perder de vista que cuantos fueron salvos antes de la primera venida del Señor lo fueron por la fe, no por el cumplimiento de la Ley. De ahí que , a lo largo del Nuevo Testamento, Abraham aparezca como el padre de los creyentes. Romanos 3 y 4 ; Gálatas 3 y Hebreos 11 bastan para convencernos de este hecho que tanta luz emite sobre el tema del Bautismo. A esta pre Iglesia o " congregación de los primogénitos que están inscritos en los Cielos ", se nos dice en Hebreos 12:22-23 que hemos sido acercados. Ellos son la " tan grande nube que nos anima a correr " la carrera que tenemos por delante " ( Hebreos 12:1).

Pero estrictamente hablando, la Iglesia de Cristo comenzó a formarse cuando dos de los discípulos del Bautista dejaron a su maestro para seguir a Jesús ( Juan 1:37). La frase merece ser ponderada : " Le oyeron hablar ( a Juan ) y siguieron a Jesús." Que bien está expresado aquí el correcto papel del ministerio cristiano, el cual, para ser bíblico, ha de formar un triángulo, en una de cuyas ápices se situa el ministro del Evangelio, apuntando con una mano al pecador que ante sí tiene, y con la otra al " Cordero de Dios que quita el pecado del mundo " ! ( Juan 1:29,36). Sólo cuando el ministro mengua, puede Cristo crecer en la Iglesia ( Juan 3:30).

Aquel pequeño grupo, del que se nos habla en Juan 1.37-51. fue creciendo, siempre bajo la iniciativa divina ( " Ven y sigueme ") ; primero hasta Doce ( Lucas 6:13-16), en representación de las doce tribus del pueblo escogido; después hasta otros 70 ( Lucas 10:1 y ss.), en representación de los 70 ancianos que Moisés se escogió de entre la congregación de Israel. En el Aposento Alto encontramos ya 120 ( 12x10) discípulos. Quizá el número sea simbólico, pues Pablo nos dice que el Señor resucitado " apareció a más de quinientos hermanos a la vez." ( 1 Corintios 15:6).

Continuará la Parte II.

viernes, 15 de enero de 2016

¿ POR QUÉ LA SALVACIÓN VIENE DE LOS JUDÍOS?


La importancia en las representaciones típicas de la Redención del A. Testamento, como en todas las demás relacionadas a la enseñanza cristiana; el A. Testamento nos ofrece el debido y necesario trasfondo para comprender el sentido de la salvación en lo relativo a los conceptos y términos que expresan la realidad de la salvación mediante el sacrificio de Jesús en la Cruz del Calvario. " La salvación viene de los Judíos"- dijo el Señor Jesús a la samaritana, Juan 4.22 " Y viene de los judíos " no sólo porque Jesús era judío según su naturaleza humana, sino porque el plan de salvación de Dios había sido revelado al pueblo de Israel y transmitido, reflejado por doquier en las costumbres, experiencias e instituciones que surgieron de la elección divina y se plasmaron en la historia y en la geografía del pueblo escogido. La libre elección de Abraham, Isaac y Jacob ( Israel ), la revelación a Moisés desde la zarza ardiendo, después en el Sinaí, etc., la misión de los profetas, la restauración después de la cautividad; todo ello en el A. Testamento prefiguraba alguna otra realidad del Nuevo.

Este recurso al A. Testamento es de vital importancia, que el propio Señor Jesús hizo uso de él en su conversación con los discípulos que se dirigían a Emaús: " Y Jesús les dijo: ¡ Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿ No era necesario que el Cristo ( el Mesías o Ungido) padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando por Moisés, y siguiendo por los profetas, les explicó las cosas referentes a él en todas las Escrituras" ( Lucas 24:25-27). La misma linea se observa en la predicación del Evangelio de labios de Pedro ( Hechos 3:13,24; 10:43), de Felipe ( Hechos 8:35) y de Pablo ( Hechos 9:22; 13:23, 27, 32-39; 17:11; 18:5 y otros)

martes, 12 de enero de 2016

¿ SOY UNO DE LOS ELEGIDOS? O ¿ QUÉ DEBO HACER PARA SER SALVO ?

El Nuevo Testamento nos dice que, para salvar a los hombres, Dios elige, predestina, llama, regenera, justifica, santifica, preserva y glorifica, aunque no nos ofrezca todo estos elementos en un solo texto. Tenemos, sin embargo partes de este proceso en Hechos 2:37-41; ( quizá también en 26:18); Romanos 6:22; 8:29-30 y otros).

Siguiendo un orden lógico en este proceso de selección, por decirlo así, diremos que nuestra salvación ha tenido una prehistoria. Dios tenía un plan amoroso que nos engloba a cada uno de nosotros, no en general y de una manera errada, sino personalmente y con todo detalle: " Nos escogió en Cristo antes de la fundación del mundo" ( Efesios 1:49. Hubo una elección eterna para cada uno de los creyentes, una predestinación, una preparación del Espíritu Santo para que todas las cosas convergieran en favor nuestro ( ver Efesios 1:11-12). Finalmente, en un día de nuestra biografía concreta, se produjo un llamado eficaz de la gracia de Dios, que tuvo por resultado nuestra regeneración espiritual y nuestra conversión.

Sin embargo, para muchos, esto es motivo de suponer y objetar: exclusión, favoritismo, y arbitrariedad de parte de Dios, induciendo a los salvos a despreocuparse de la moralidad, a la par que induce a los no-salvos a la desesperación. La respuesta: Es que para nadie debe ser " razón " en suponer y objetar conforme lo anterior y para desesperarse ( pues la elección divina es un secreto), sino de estímulo, pues la predicación del Evangelio anima a " todos " a quedar convencidos de pecado y juicio, anhelando la salvación. De manera que la pregunta de todo pecador no debe ser: " Soy uno de los elegidos?, sino,: " Qué debo hacer para ser salvo? ( Hechos 16:30).

jueves, 7 de enero de 2016

¡ AÑO NUEVO, VIDA NUEVA..... EN CRISTO!

Nuestra entrega a Dios, que nos precisa Romanos 12:1, es la raíz de nuestra moral personal , tanto privada como social, y ésta entrega requiere de nuestra parte un constante progreso vital y un crecimiento en todo lo que establece verdadero y útiles ( para sí y para los demás ) propósitos de todo tipo ( espiritual, intelectual, belleza e incluso deportivo). Nada de lo que Dios ha creado en nosotros es indigno, y el cultivar todo nuestro ser está muy conforme con la misma Palabra de Dios. El viejo y conocido refrán " mente sana en cuerpo sano ".

Así como Adán fue la cabeza de la vieja creación - vieja vida-, y Cristo ( el postrer Adán, 1 Corintios 15:45) es la Cabeza de la nueva creación -nueva vida-. La vieja creación se sumergió en el pecado y condenación debido a la desobediencia de Adán. La nueva creación quiere decir justicia y salvación debido a la obediencia de Jesucristo ( ver Romanos 5:12-21 la explicación de los dos Adanes). Debido a que somos parte de la nueva creación-nueva vida-, todo ha sido hecho nuevo.

En consecuencia, por razones de moral, es preciso que cuidemos nuestra inteligencia, nuestros sentimientos y nuestras acciones y palabras contra todo lo que pueda dañar y dañarnos. Todo lo que adormece y ensucia nuestras atribuciones más nóbles es malo, ya sea " literatura", " arte ", " lugares ", " espectáculos ", " drogas " y cualquier tipo de propaganda que sugestiona y aborrega, etcétera. No olvidemos que somos creados a imagen de Dios, para poseer una libertad a la que fuimos llamados: solamente que no usemos la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros ( Gálatas 5:13).